Afectividad en las aulas, un programa para trabajar en las relaciones

Mientras los niños son pequeños, en las primeras etapas de su crecimiento, el afecto y la atención son indispensables en los cuidados que reciben. Besos, caricias, escucha activa y simplemente atención son las directrices que cualquier educador recalca en los primeros años de vida, algo que poco a poco va desapareciendo a favor de la instrucción académica. Desde la Universidad de Málaga, un grupo de docentes e investigadoras de la Facultad de Educación trabajan bajo la dirección de Lola Madrid en el proyecto Erasmus+ KA2 “Dream”, el cual busca potenciar el debate sobre la necesidad de incluir la afectividad en la educación primaria.

De trata de un proyecto internacional en el que están representados grupos de investigación de Francia, Italia, Grecia y España, bajo la coordinación de la Universidad de Florencia. El objetivo común de todos los socios es trabajar en el concepto de la “importancia de la dimensión afectiva en la educación”, entendida como la mejora de las relaciones sociales basadas en el afecto y la interacción con los niños y niñas. Este modelo busca eliminar el conflicto y las relaciones de autoridad, promocionando las relaciones horizontales entre alumnos, docentes y padres, democratizando la comunicación entre ellos.
Un debate entorno a la afectividad

La principal labor que desarrolla el equipo de investigación de la UMA es la delimitación del concepto de afectividad y su aplicación en las aulas. Es así como Lola Madrid, María del Pilar Sepúlveda, María José Mayorga y Rocío Pascual pertenecientes a la Facultad de Educación de la Universidad de Málaga, han trabajado con casi un centenar de escuelas y profesores donde se promociona el debate y el conocimiento de cómo cada uno establece las “relaciones igualitarias” defendidas por el proyecto. Madrid expone que “las conclusiones a las que hemos llegado gracias a los grupos de debate señalan que la promoción de la dimensión afectiva es fundamental para el correcto desarrollo de los niños”, algo que se pierde en el avance del sistema educativo y que se debería promocionar. En esta línea, Madrid también señala que

“hemos notado que poco a poco hay una mayor pérdida de la infancia, que cada vez más temprano se inserta a los niños y niñas en un sistema de rendimiento cognitivo que no atiende a las necesidades afectivas, cerrando a futuros adultos que no saben interpretar sus sentimientos o necesidades”

Un proyecto de la Universidad de Málaga expone la necesidad de incluir el concepto de afectividad en las aulas para potenciar el autoconocimiento de los niños.

El proyecto basa sus conclusiones en niños y niñas de 0 a 10 años, a través de sus profesores y centros educativos. Actualmente se ha cerrado una primera fase de consulta con vistas a redactar un primer informe en el cual se plantea la necesidad de “una mayor formación de los profesores en las que se atienda la inteligencia emocional y las competencias emocionales para que se puedan transmitir al alumnado”. Para ello, en una segunda fase se prevé trabajar con más familias y docentes en el autoconocimiento y la interiorización de los conceptos entorno a la afectividad.

Como resultado de los estudios desarrollados por el proyecto Erasmus+ KA2 Dream se ha creado una plataforma digital desde donde se puede acceder a los informes y conclusiones, así como solicitar participar en los grupos de debate. El próximo mes de octubre se celebrará en la Universidad de Málaga una nueva reunión del proyecto donde estarán presentes los diferentes socios de cada país participante. En 2019 están previstas también la celebración de unas jornadas para finalmente dar por concluido el proyecto en agosto del mismo año.

Start typing and press Enter to search

Share via
Copy link
Powered by Social Snap